Síntomas del herpes zóster: la enfermedad incurable que se activa con el estrés

Tengo una tía de 56 años a la que le diagnosticaron herpes zóster, primero comenzó con sarpullido en la piel y a los dos días sufría de un dolor tan intenso que no aguantaba ponerse su ropa ni que las sábanas de su cama rozaran su piel, quizá pienses que es una exageración, pero todo lo contrario, las señales de esta enfermedad incurable son muy intensos y si tienes un nivel de estrés muy alto es probable que la adquieras en cualquier momento de tu vida, por ello, te digo cuáles son los síntomas característicos de la culebrilla; se activa con el estrés, es muy dolorosa y puede dejarte ciego.

De acuerdo con la American Academy Of Ophthalmology, la “culebrilla” es una infección viral que ocasiona un sarpullido muy doloroso que puede durar varios meses, y a largo plazo, también causa dolor neuropático (en los nervios de la zona afectada), la erupción acompañada de pequeñas ampollas, permanece en el cuerpo de dos semanas a más de tres meses y se dice que uno de cada tres personas lo padecerá en algún momento de su vida.

Todos los que tuvimos varicela cuando éramos niños, somos propensos a activar esta enfermedad. Y quizá te preguntes qué tiene que ver una cosa con la otra, pues te lo explico muy sencillo. La culebrilla o herpes zóster es causada por el mismo virus de la varicela. Sin embargo, una vez que te recuperas de la erupción cutánea, el virus continúa dormido en las células nerviosas y muchas no sabemos que está inactivo en el cuerpo hasta que el estrés lo despierta y los síntomas se vuelven insoportables

El médico que atendió a mi tía le diagnosticó la culebrilla a través de una muestra del tejido de la erupción. Cuando dio positivo, le comentó que la culebrilla no es contagiosa, es decir, una persona con herpes zóster no puede contagiar a otra. Sin embargo, sí puedes activar el virus si ya te dio varicela y convives con alguien que en ese momento la tenga, así como también si tu nivel de estrés sobrepasa los límites.

Afortunadamente no tuvo mayor complicación porque se apegó al tratamiento que incluyó medicamentos antivirales para que el brote disminuyera y no fuera tan severo, también le recetaron analgésicos

Es importante que no confundas esta enfermedad con una dermatitis nerviosa, ya que, la culebrilla es mucho más agresiva que la dermatitis y si no la atiendes en los primeros tres días en que aparece la erupción se puede presentar una serie de complicaciones como:

Neuralgia posherpética: Una vez que desaparece la culebrilla, se presenta dolor intenso en las áreas donde tuviste la erupción. La mayoría de las veces desaparece en algunos meses, pero también puede durar varios años e interfiere con la calidad de vida de la persona

Problemas de equilibrio: La culebrilla también afecta al oído y causa problemas temporales o de por vida

Pérdida de la visión: Si afecta el área del ojo o si te rascas y luego te tocas los ojos es muy probable que pierdas la vista de manera temporal o permanente

Parálisis facial: Si la erupción brota en alguna parte del rostro

 

Si consideras que lo tienes, te recomiendo que acudas de inmediato al médico para que determine un tratamiento adecuado. Aunque es una enfermedad que no tienen cura, sí es posible secar las ampollas rápidamente para limitar el dolor.

You must be logged in to post a comment.