Diferencias entre colesterol y triglicéridos, ¡ambos podrían dañar tu corazón!

Sabes muy bien que el colesterol es peligroso para tu corazón, pues los niveles altos son un factor de riesgo para sufrir un ataque cardíaco, sin embargo, no es el único “malo” en esta historia. Conoce las diferencias entre colesterol y triglicéridos, ambos dañan tu corazón.

 

Durante mucho tiempo se ha considerado a las grasas un enemigo de nuestra salud, no sólo por contribuir al aumento de peso, sino porque se le ha relacionado con daños al corazón. En ese sentido, sabemos que existen grasas buenas y malas (aquí te enseñamos a distinguir entre ambas) y a estas últimas les atribuimos el “colesterol”.

Sin embargo, hay muchas cosas que no ubicamos, como que no todo el colesterol es malo ni viene de la alimentación y que, cuando nos sacamos un análisis de sangre, hay otro marcador importante: los triglicéridos. Ambos cumplen una función, pero en exceso pueden causar daño, por lo tanto, conocerlas es clave.

¿Qué es eso de colesterol “bueno” y “malo”?

El colesterol es una sustancia cerosa, parecida a la grasa, que se encuentra en todas las células de tu cuerpo, de hecho, participa en la producción de las membranas celulares, algunas hormonas y vitamina D, de acuerdo al sitio Stanford Children’s Health.

Si bien lo obtenemos de algunos alimentos, como la carne, lácteos y éstas comidas cotidianas, también es producido por nuestro el hígado. El colesterol junto con otras grasas y proteína, se desplaza en forma de partículas llamadas lipoproteínas por el torrente sanguíneo… y es aquí donde entra lo de “bueno” y “malo”.

Diferencias entre colesterol y triglicéridos

Las dos lipoproteínas más conocidas son las de baja densidad (LDL) y las de alta densidad (HDL). El primero es el “malo”, pues puede contribuir a la formación de placa en las arterias, y el segundo el “bueno”, porque ayuda a eliminar el colesterol en la sangre, al transportarlo hasta el hígado, quien lo elimina.

De ahí la importancia de que tus niveles de HDL sean altos y los de LDL bajos, lo cual es posible evitando las grasas saturadas y colesterol de la dieta, realizando actividad física (recuerda que la recomendación es mínimo 150 minutos semanales de actividad moderada), manteniendo un peso saludable y dejando de fumar, pues esto puede reducir el colesterol “bueno”.

Los triglicéridos también son importantes

Los triglicéridos son otro tipo de grasa, de hecho, es la más común en el cuerpo, de acuerdo a MedlinePlus. Si bien provienen de alimentos como la mantequilla, aceite y similares, también de las calorías que no utilizas, pues tu cuerpo las cambia a triglicéridos y las almacena en las células de grasa.

De ahí la principal diferencia con el colesterol: los triglicéridos se queman para crear energía, mientras el colesterol es usado para construir células y hormonas. Asimismo, el colesterol se relaciona principalmente con las grasas saturadas, pero un exceso de carbohidratos también puede contribuir a un aumento de los triglicéridos.

Diferencias entre colesterol y triglicéridos

De igual modo, otros factores que influyen en un nivel alto, son: fumar, beber alcohol en exceso, tener sobrepeso u obesidad (¿sabías que por cada 10 kilos extra, se reduce tu tiempo de vida?), pero también pueden ser signo de diabetes tipo 2 o prediabetes, síndrome metabólico, hipotiroidismo, ciertas afecciones genéticas o medicamentos, por eso es importante llevar un control.

Aunque tenemos claro que un exceso de colesterol LDL puede llevarte a acumular placa en las arterias, lo cual se conoce como arterioesclerosis, bloqueando o disminuyendo el flujo de sangre al corazón, lo cual puede derivar en angina, incluso un ataque al corazón, un exceso de triglicéridos también puede contribuir a que esto suceda, de acuerdo a Mayo Clinic.

x

Diferencias entre colesterol y triglicéridos

De ahí que sus niveles altos se relacionen con enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, aunque es posible que niveles extremadamente altos deriven en inflamación aguda del páncreas.

Afortunadamente, tanto el colesterol como los triglicéridos, se pueden controlar a través de un estilo de vida saludable, así como con algunos medicamentos, por eso es muy importante que te realices chequeos médicos habituales, de esta forma podrás prevenir daños a tu corazón.

Recuerda que no siempre existen síntomas evidentes que algo anda mal, por eso es mejor realizarse análisis de sangre de acuerdo a tu edad. Pregúntale a tu doctor cuáles necesitas y ¡cuídate!

You must be logged in to post a comment.