¿Cómo afecta la menopausia al corazón?

Para muchas mujeres, la llegada de la menopausia supone una nuevoa etapa en sus vidas, ya que experimentan diferentes cambios físicos y emocionales.

 

Es el momento en la vida de toda mujer que deja de tener el periodo menstrual debido a los cambios hormonales. Suele ocurrir entre los 45 y 55 años, pero también podría presentarte antes (menopausia temprana).

A medida que pasan los años, el riesgo de sufrir algún daño al corazón es latente para todas las mujeres, sobre todo, en quienes tienen la menopausia debido a diferentes factores. ¡Toma nota!

Menopausia temprana (precoz)

La revista JAMA Cardiology publicó una investigación hecha por investigadores holandeses, en el cual se mostró la relación existente entre la menopausia y el envejecimiento cardiovascular.

Se realizaron 32 estudios con más de 300 mil mujeres. Los investigadores compararon a las mujeres que tenían menos de 45 años al inicio de la menopausia con las que sí que la tenían a partir de 45 años. El riesgo cardiovascular resultó 50% más alto en las mujeres que tenían menos de 45 años al inicio de la menopausia.

Las conclusiones fueron que, la menopausia prematura (aquella que se produce antes de los 45 años), se relaciona con riesgo cardiovascular.

La menopausia prematura o precoz, puede aparecer de forma espontánea o con motivo de una intervención quirúrgica (extirpación de ovarios) y está vinculada entre otros a los siguientes factores:

 

– La edad de la primera menstruación (menarquia)

– No haber tenido hijos

– Bajo índice de masa corporal

– Tabaquismo

Terapia hormonal

Datos revelan que la terapia de reemplazo hormonal o terapia hormonal para la menopausia, como se la llama ahora— ha tenido resultados mixtos.

En un ensayo aleatorio se detectó un pequeño aumento en la enfermedad cardíaca en mujeres posmenopáusicas que usaban terapia hormonal combinada (tanto de estrógeno como de progestina).

Los riesgos de la terapia hormonal en la menopausia pueden variar dependiendo de lo siguiente:

Si el estrógeno se administra solo o con un progestágeno

Tu edad actual y la edad en la menopausia

La dosis, el tipo de estrógeno y vía de administración, o cómo se lo administra (oral, transdérmico, transvaginal)

Otros riesgos para la salud, como los antecedentes médicos familiares y los riesgos de cáncer

¿Quiénes no deben tomar terapia hormonal?

Si ya has tenido un ataque cardíaco, la terapia hormonal de la menopausia no es para ti. Si ya tienes una enfermedad cardíaca o tienes antecedentes de coágulos sanguíneos, se ha demostrado claramente que los riesgos de la terapia hormonal superan cualquier beneficio potencial.

En el caso de las mujeres que participaron de este estudio que tomaban estrógeno solo, no se vio ningún aumento en el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca.

Cambios en los niveles de azúcar en sangre

Las alteraciones en los niveles de estrógeno y impactan directamente a la insulina, hormona producida por el páncreas, que se encarga de regular la cantidad de glucosa de la sangre.

Lo más recomendable es realizarte un estudio que contenga los niveles de glucosa para saber en cuánto la tienes y, en caso de presentar números altos, acudir con un médico para bajarlos.

Para quienes tienen diabetes, lo niveles deben medirse periódicamente para evitar cambios bruscos en la glucosa y evitar complicaciones.

Con la llegada de la menopausia puede afectar la salud del corazón por medio de los vasos sanguíneos. Las arterias pierden presión, fuerza y elasticidad, lo que conlleva a aumentos en la presión arterial.

Colesterol alto

Los niveles de estrógeno influyen directamente en los niveles de colesterol malo, mejor conocido como LDL.

Cuando se eleva el colesterol, las arterias y venas se bloquean, pueden presentar hematomas e incluso ataques cardiacos.

Recomendaciones

Evitar riesgos a tu salud cardiaca por la llegada de la menopausia sí es posible. Solo es cuestión de seguir estas pautas:

Ante la llegada de la menopausia visita a tu ginecólogo, él te recomendará hacerte los exámenes pertinentes de acuerdo a tus necesidades metabólicas

No fumes

Lleva un dieta balanceada y baja en sodio

Realiza ejercicio mínimo tres veces a la semana por 40 minutos

Bebe dos litros de agua al día

Si notas mareos o palpitaciones al ejercitarte, no dudes en acudir con un cardiólogo para que valore tu salud cardíaca.

 

You must be logged in to post a comment.